Xanadu on line

jueves, 24 de marzo de 2016

Ticonderoga de Oesterheld y Hugo Pratt


 Ticonderoga, /1959) con guion deHéctor Oesterheld y toda la exquisitez de las aguadas deHugo Pratt y su ayudante Gisela Dester, (que ya venía practicándolas desde años atrás, por ejemplo en el libro "Hugo Pratt" por Enrique Lipszyc, de 1955). 



                    El decimonoveno capítulo de Ticonderoga, deOesterheld y Pratt
                                          apareció en el número 6 deFrontera Extra.







Ticonderoga había comenzado su publicación en abril de 1957 (hasta mayo de 1958) en Frontera mensual, cuyo formato apaisado era la mitad del de Frontera Extra(entre setiembre de 1958 y mayo de 1959). Este último permitía que Pratt expandiera sus viñetas y luciera con todo gusto sus aguadas y los detalles del entorno paisajista.


Ticonderoga (también titulado Ticonderoga Flint) comenzó a publicarse en la revista Frontera en 1957. Cada página medía 20 cm de ancho por 15 de alto. Un año después se continuaría en Frontera Extra, en página vertical (aproximadamente 25 cm por 22).




El dibujo, en blanco y negro, a pincel (Pratt admiraba a Neil O'Keeffe y
a Milton Caniff) se completaba con una aguada absolutamente original en la producción historietística. 
No había color (excepto en la tapa de la revista), pero uno imaginaba los colores con la sugerencia tonal de las aguadas.

Estas fueron las cuatro primeras páginas de Ticonderoga:







Pratt dibujó en Frontera 14 episodios de Ticonderoga, y en Frontera Extra, seis capítulos (el sexto episodio parece entintado en parte por Gisela Dester, su ayudante). Después abandonó el personaje, que fue continuado por Dester, manteniendo siempre los textos de Héctor Oesterheld.





En el año 2003, Ticonderoga fue editado completo en la Biblioteca Clarín de la Historieta, desafortunadamente en un tamaño demasiado pequeño (20 cm de alto por 16 de ancho) que obliga casi a usar una lupa para leer los textos.

En la edición de Clarín se incluye un hermoso prólogo escrito por Roberto Fontanarrosa, que vale como recuerdo nostálgico y comentario historietístico:





3 comentarios:

  1. Una historieta excelente. Recuerdo inclusive que Oesterheld creó un cierto suspenso con algo sorprendente que ocurriría al final de la saga. Hasta creo que iba a organizar un concurso al respecto. Rdecuerdo unos anuncios en tal sentido, en las mismas revistas. Me parece que con la debacle de la Editorial nada de eso sucedió.
    Juan Carlos, Buenos Aires

    ResponderEliminar
  2. Las acabo de leer un poco, busque la informaciòn varias veces porque llevo el apodo de Ticòn desde que nacì, hoy tengo casi 54 años y mi papà fuè el que me bautizò dirìa con tan buèn apodo. Incluso alguna vez de joven tuve una canoa y dibujamos con un amigo un indio cheroque en cada extremo y en el medio decìa Ticonderoga.- Saludos.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ticonderoga es un pueblo ubicado en el condado de Essex en el estado estadounidense de Nueva York. En el año 2000 tenía una población de 5.167 habitantes y una densidad poblacional de 24.4 personas por km².

      Eliminar